“Cuidar, Cuidándose: Protagoniza el Cambio”

Desde hace ya dos años que venimos preparando y desarrollando una Capacitación adaptada a un Colectivo muy sensible desde el aspecto social que no es otro que el de las Personas en Situación de Dependencia. Esta formación especializada integrada en un Programa Global llamado “CUIDAR, CUIDÁNDOSE” se fundamenta en qué según datos facilitados por el Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia (SAAD), el peso de los Cuidados de las Personas Mayores Dependientes recae en su Entorno Familiar, siendo este colectivo el destinatario primordial del programa, aunque también se dirige al Colectivo de Cuidadores Formales de estas personas.  En todo caso, se pretende mejorar la calidad de los cuidados que proporcionan estas personas suministrándoles una serie de Aprendizajes, de Técnicas y Herramientas que puedan facilitarles también la labor que desarrollan y cubrir algunos de los vacíos que tiene la Ley de Dependencia.

Y es qué ser Cuidador es una labor compleja, dado que supone afrontar la sobrecarga física y emocional de la dedicación continuada al cuidado del “otro.  De acuerdo con la Ley 39/2066, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia, y la Resolución de 4 de Noviembre de 2.009 que recoge el Acuerdo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, se describen las áreas de formación en las que se tiene que incidir con objeto de mejorar la calidad de la atención que dan los cuidadores no profesionales, entre ellas encontramos: Facilitar un Apoyo Emocional a las Personas Cuidadoras a través de actuaciones de autocuidado, Competencias y Habilidades para el Cuidado, Técnicas para favorecer las Relaciones Sociales, etc. Algunas de estas competencias se integran dentro del Programa de capacitación del Programa. Seguir leyendo ““Cuidar, Cuidándose: Protagoniza el Cambio””

Asertividad y Personalidad: Entrenamiento en Habilidades Asertivas.

 Autoestima y confianza en si mismo

La asertividad tiene que ver con el estado de animo de la persona, su fortaleza, y sus necesidades, estando ampliamente ligada a la personalidad de cada individuo. Si bien, no se nace siendo asertivo, como tampoco se nace con cierto tipo de carácter, sino que se desarrollarán a lo largo de nuestra vida. Para ello es fundamental el entrenamiento en habilidades sociales.
Es difícil ser asertivo si uno no tiene autoestima y un buen concepto en si mismo., puesto que para demostrar nuestros derechos a través de la conducta asertiva se necesita la confianza en nuestras propias creencias y habilidades; así como sentirnos nosotros mismos capaces de hacer lo que nos proponemos.
La confianza y la autoestima a su vez dependen de nuestra formación social desde muy pequeños. La conducta asertiva nos dice que tenemos el derecho a equivocarnos y a su vez a reponernos de los fracasos. Algunos de los factores mas importantes que afectan a la asertividad son por ejemplo, la falta de carácter, de confianza en nuestras habilidades,la dependencia del otro, el no ser capaces de expresas nuestros sentimientos y nuestros derechos, intentar complacer al otro adaptando nuestros carácter al suyo, o la falta de metas u objetivos propuestos entre otros.

file561270689520
• Características de una persona asertiva:

-Es proactivo/a, persigue lo que quiere, se propone metas y lucha hasta alcanzarlas sin que esto suponga el tener rivalidades.
-Es libre a la hora de manifestar sentimientos y/o opiniones. No teme el rechazo pero acepta las críticas de manera constructiva, como alternativas de mejora.
-Sabe distinguir lo que quiere de lo que no.
-Es resolutivo a la hora de conseguir lo que se propone.
-La persona asertiva sabe comunicarse con personas de todos los niveles, adaptando su discurso en función la situación lo requiera (amigos, familia y desconocidos) esta comunicación es desde el respeto, sincera y adecuada.
-No es dependiente de los demás.
-Es libre para manifestar sus derechos.
-Tiene confianza en uno mismo y sus habilidades.
-Elige a las personas que quiere que les influyan y rodeen, distingue también de las que no, pero siempre sin despertar en el otro sentimientos de rechazo.
– Ser asertivo no significa querer llevar siempre la razón, sino expresar nuestras opiniones y puntos de vista, sean estos correctos o no. Todos tenemos también derecho a equivocarnos.
• Entrenamiento en habilidades sociales: asertividad

Para alcanzar las características que acabamos de describir, es importante hacer un buen entrenamiento en habilidades sociales. A la hora de entrenarnos en habilidades sociales, advertimos que son tres los tipos de respuesta fruto de la conducta interpersonal: pasivo, agresivo y asertivo cada uno de ellos da origen a un comportamiento distinto que afectara a la relacion interpersonal, En segundo lugar, es importante que planifiquemos ante qué situaciones deseamos ser más asertivos. En tercer lugar debemos describir qué situaciones se nos plantean como problemáticas ,para pasar a hacer posteriormente un guión que detalle nuestro cambio de conducta y por último, es importantísimo aprender a desarrollar un lenguaje corporal adecuado(incidir en el lenguaje no verbal)nos ayudará a aprender a distinguir las estrategias que utilizan los demás para manipular nuestra conducto y/o nuestros pensamientos. Estas indicaciones nos facilitarán proyectar nuestas conducta para responder de forma asertiva.

• Consejos que favorecen la práctica de una conducta asertiva:
-Antes de expresar su opinión piense la forma de hacerlo, es muy importante el buen manejo de la comunicación, verbal y no verbal (mirada, distancia interpersonal, postura etc….)
-Exprese sus sentimientos sean positivos,de acuerdo o negativos, de desacuerdo.
-Observe su conducta y estudie aquello en lo que le gustaría ser más asertivo, que debería cambiar o mejorar para conseguirlo
-No piense que decir lo que no le gusta o expresar desacuerdo o diferencia de opinión es señal de enfrentamiento o búsqueda de conflicto, en ningún momento es una acción contra el otro.
-Actúe de forma que favorezca su autoestima, decir “no” a algo que no le gusta o apetece en el momento adecuado le hará sentirse mejor consigo mismo. La asertividad define la capacidad de decir “NO” de manera natural, espontánea, sin generar tensión y sin deteriorar la relación con la otra parte.
-Practique continuamente en entrenamiento en estas habilidades, ya que las situaciones a las que hacer frente serán distintas y su necesidad de respuesta cambiara en función de ellas.

d79da81ef6e62798928a5ff649e11b9d_large

Para concluir, recordar que la asertividad es una habilidad, un estilo de comunicación que permite expresar pensamientos, sentimientos y opiniones en el momento oportuno, de forma adecuada y abierta , considerando los derechos de uno y de los otros . Para ello debemos poner en practica una serie de capacidades como son por ejemplo, la expresión de sentimientos, estados de ánimos, ya sean placenteros o no, aceptando siempre la acogida que puedan tener por parte del otro. Expresar el desacuerdo o situaciones que no sean de nuestro agrado, sin agredir al contrario ni faltar al respeto, entendiendo la diversidad de opiniones. Igualmente, debemos de ser plenamente conscientes que somos merecedores de dar nuestra opinión sin miedo a represalias.

Autora: Dña. Candela Monsalve García. Psicologa, Mediadora y Experta en Recursos Humanos.

Asertividad: La importancia de una conducta asertiva en gestión y resolución de conflictos

En este post, queremos hacer mención a la importante práctica de una conducta asertiva para resolver un conflicto y/o negociación de forma óptima.

Para ello, en primer lugar mencionar una breve definición de asertividad, para comprender mejor el porque de tal manejo.
La palabra asertividad se deriva del latín asserere, assertum que significa afirmar. Asertividad significa afirmación de la propia personalidad, confianza en sí mismo, autoestima, aplomo, fe gozosa en el triunfo de la justicia y la verdad, vitalidad pujante, comunicación segura y eficiente. Una conducta asertiva define la capacidad de decir sin miedo lo que se siente teniendo en cuenta como hacerlo y porque, analizando la situación y llevando a cabo la mejor reacción ante el problema la cual dará satisfacción tanto al individuo, como a los que participan en el suceso.

file0001575311785
La conducta asertiva es una forma de expresar nuestros derechos antes los demás: el derecho a expresar ideas abiertamente, de dar nuestra opinión sin sentir coaacion, de preguntar y pedir ayuda, de decidir libremente o ,en definitiva, de expresarnos sin el miedo al rechazo o a ser tratados inferiormente. La conducta asertiva nos permite negociar de forma adecuada con los que nos rodean, permitiéndonos proponer alternativas de forma libre y segura.
• Conducta asertiva y conflicto :
Como cualquier otra habilidad humana, la asertividad es susceptible de aprenderse, entrenarse y mejorarse. Esto se consigue mediante las técnicas denominadas entrenamiento asertivo (o también Entrenamiento en Habilidades sociales, aunque esto engloba un mayor número de competencias).
Asertividad es una habilidad que ponemos en practica la hora de desenvolvernos en nuestra rutina. Las personas tenemos intereses contrapuestos, por lo que el conflicto interpersonal esta a la orden del día, si estas habilidades no están lo suficientemente desarrolladas o no se emplean de manera correcta surge la insatisfacción. De aquí la importancia de desarrollar habilidades sociales para hacer frente a estas situaciones con la mayor idoneidad posible.

Para poder ejercitar la asertividad tenemos que tener capacidad de negociación. En la negociación se intenta conseguir lo que se quiere con el beneplácito del otro, que lógicamente también va a tener algunos beneficios.

Entrenamiento Habilidades Comunicativas

Para un buen negociador la capacidad de decir “no” cuando sea necesario resulta fundamental, no sentirse cohibido si hay que contradecir al oponente. Por ello, es preferible negativo en un primer momento que dejar que las negociaciones sigan avanzando. El buen fin de la negociación depende en gran medida de saber comunicar claramente lo que uno piensa, asintiendo cuando se esté de acuerdo y diciendo “no” en caso contrario. Siempre es preferible no llegar a ningún acuerdo que cerrar uno que no convenga.

Es muy importar preparar la estructura de la conversación que vamos a mantener con el otro a la hora de establecer la negociación: enumeramos por ello algunos principios; Para que sea un dialogo asertivo tendrá que cumplir una serie de requisitos.
1. Ha de describir los hechos concretos(en este punto es donde mas tenemos que prevenir de hacer juicios de intenciones),
2. Tenemos que manifestar nuestros sentimientos y pensamientos de forma clara, de manera que estamos expresando al otro lo que nos pasa, en ningún momento pretendiendo que se nos entienda, evitando asi cualquier tipo de descalificación.
3. Debemos expresar claramente que es lo que nos gustaría conseguir de la situación o que la otra persona hiciera, o en que debe basarse el cambio de actitud de la otra parte, conductas concretas en las que el individuo sepa que hacer.
4. Por ultimo, hemos de especificar consecuencias que tendrán el otro lo propuesto (lo ideal es que lo que propongamos el otro individuo lo entienda como un refuerzo positivo en lugar de las consecuencias negativas de no hacerlo).

Autora: Dña. Candela Monsalve García. Psicológa, Mediadora, Experta en Recursos Humanos.

 

 

 

De verdad. ¿Hablamos? Pedagogía de un Buen Divorcio.

Afortunadamente hoy existen más herramientas al alcance de todos para poner fin de manera más civilizada a una relación entre dos personas, y así, romper los vínculos que en su día se establecieron como sociedad conyugal, sin olvidar por ello, si fuera el caso, que lo que se rompe es la relación de pareja pero no la responsabilidad como padres. Esta apreciación no parece estar clara en algunos casos, dándose una irresponsabilidad en el cumplimiento de funciones, que como padres han adquirido en cuanto a la educación, sustento, cuidado y bienestar de los hijos.
Pues bien, si decimos al principio, que hoy en día tenemos a nuestra disposición herramientas para llevar a cabo una nueva transición hacia la ruptura o cambio de estado de convivencia, de pareja a monoparental, bien es cierto, que seguimos ese periplo por caminos tortuosos , pedregosos, para llegar al mismo destino pero con un mayor desgaste en todos los sentidos. Es como si a la hora de programar un viaje, lo trazáramos por la ruta con más dificultades, mayor tráfico, más kilómetros, más costes, etc. Es nuestra elección pero no la más acertada.

pareja articulo fernando
La decisión de poner fin a una relación es, sin duda alguna, la situación más difícil de afrontar a lo largo de nuestra vida, los miedos a lo que vendrá después, a cómo afrontar la nueva vida, abogados, juicios, recursos…. un auténtico calvario, si después de haber intentado la negociación sin éxito nos vemos obligados a acudir a los tribunales. Este desgaste hace mella en lo físico y en lo psicológico,
y a cada uno de los miembros de la familia como sistema.
Los hijos. ¡Lo más importante!
Cómo asumirán los cambios y cómo se adaptarán a la nueva situación, si les influirá en su rendimiento escolar y en sus relaciones sociales. Todo ello hay que prevenirlo y evaluarlo.

discusion
¿Cómo gestionar con los hijos la ruptura?
1ª- Etapa pre-divorcio: El clima familiar es muy tenso, los hijos perciben situaciones conflictivas frecuentemente. La pareja tiene tomada la decisión de romper pero no es verbalizada a la familia, por lo que será necesaria una pronta explicación de lo que está ocurriendo para que todo este clima familiar no les afecte negativamente. Es muy importante mantenerlos al margen de las discusiones, evitando los enfrentamientos en su presencia y las descalificaciones del otro en su ausencia. Recordad que vuestros hijos os quieren a ambos.
2ª- Etapa Transitoria: Uno de los dos progenitores abandona el domicilio familiar. Es el momento de informar a los hijos de los acuerdos adoptados, del régimen de visitas establecido, y del modo en el que seguirán en contacto con él/ella. Hay que hacerles sentir que siguen teniendo el apoyo y la protección de sus padres, e incentivar la fluidez en la comunicación para evitar que los hijos desarrollen un sentimiento de pérdida o abandono.
3ª Etapa post-divorcio: Es importante que el padre y la madre expliquen conjuntamente a los hijos la decisión que han tomado sobre su separación, se debe hacer sin culpabilidades e informándoles sobre criterios educacionales y comportamentales conjuntos, hábitos saludables, orden en sus tareas y obligaciones, control en horas de llegada a casa, criterios educativos comunes, etc.
4ª- Familia Reconstruida: Tal vez, puedan formarse nuevas parejas en las que los hijos formen parte, si se diera el caso, es aconsejable que esta situación se les presente a los hijos de manera gradual. La incorporación de un nuevo miembro a la escena diaria puede provocar, si no se hace con cautela, un rechazo frontal al sentirse invadido un espacio donde los hijos ejercían su poder, que es su hogar. Hay que ir adaptando cambios muy poco a poco, pensar que la incorporación de un nuevo miembro en su casa puede ser más una intromisión en su intimidad que una acertada decisión en la vida de la nueva pareja.
Hoy en día, son más los despachos de abogados que cuentan con profesionales que brindan a sus clientes, el apoyo emocional durante el tedioso proceso de separación, para que este finalice dotando a las partes de una serie de habilidades y estrategias que les permitan gestionar las nuevas situaciones con éxito.

Autor: D. Fernando Arranz Revenga. Psicopedagogo. Mediador Familiar-Orientador en Resolución de Conflictos. Valladolid (Castilla y León)
Email. farranz@amecan.org